Asesoramiento Ontológico

La ontología es la disciplina filosófica por excelencia. Si entendemos filosofía como amor a la sabiduría, podemos ver que la ontología, y su uso como medio de investigación, nos lleva a la sabia comprensión, aquello que intuye la realidad última y absoluta de ser, por el puro amor al reconocimiento de esto esencial.
Nos dedicamos a compartir comprensión esencial para poder indagar en el sentido hondo de nuestra existencia y nuestro ser, fundamentados en la propia experiencia, en la evidencia de lo no dual que se abre ante nuestra directa comprensión, y secundados por una ontología acorde con las corrientes tradicionales de la no dualidad. En esta, R.Malak revive a veces las huellas del Zen y del Sufismo, Maria Luisa fundamenta sus conceptos en el Advaita Vedanta. Sin embargo la construcción de esta Ontología, que resulta de la combinación de tales bases junto a ciertas innovaciones conceptuales, aunque no diverge en su esencia del saber tradicionalmente expuesto por sabios y filósofos de lo perenne, es una acomodación de las ideas y conceptos que nos han resultados más adecuados para comunicarnos en el contexto de la sociedad occidental actual.

El modo es por medio del intercambio, la argumentación, preguntas e investigación. El saber esencial está en cada uno y no es algo que se adquiere, sino más bien que se descubre como ya existente. Removiendo la confusión se muestra la sabiduría.

R.Malak y Maria Luisa

Acerca de Maria Luisa

Copia de ML cara

La Realización del sí mismo, o el reconocimiento de nuestra verdadera identidad, es, a mi profundo y muy honesto entender, el mayor sentido que podemos encontrar sobre la razón de ser de la vida humana. Reconocer nuestra esencial naturaleza no dual. Este mismo planteamiento lo encontramos en las diversas filosofías y expresiones de los sabios y místicos en todo lugar y en todo momento de la historia de la humanidad, el cual ha dado fundamento a las religiones tradicionales, como profunda raíz de la real comprensión espiritual. (Resplandor No-dual. Prólogo)

“Hay tanta felicidad en el no pensamiento, paz… tanto amor, tanta vida, en esto que nunca ha dejado de Ser… La larga búsqueda del Dios sin forma y añorado de la niñez, una perfección que intuía, una tranquilidad que necesitaba pero no sentía… terminó de pronto un día… esta claridad se hizo repentina e inesperadamente, sin esfuerzo…arrebatadoramente obvia: Soy desde siempre y para siempre, y si no existo, nada más puede existir.” ML

Maria Luisa Cano, arquitecto, empresaria, española y venezolana, hija, madre, hermana, en una numerosa familia de artistas y comerciantes, hizo varios viajes a India motivada por el enfoque Advaita Vedanta: “No hay dos, no soy ni esto ni eso”. Ahora vive en Chile dedicada a compartir junto con R.Malak la mirada natural desde el Si mismo.

Desde la infinita observación, presencio en libertad absoluta la expresión de Ser, que se muestra como este universo y todos sus estados fenoménicos.

Despierta a mi existencia veo el sueño como un sueño, mientras la felicidad de ser late en el presente activo.

Maria Luisa

Acerca de R.Malak

P04

Al recordar mi comienzo llamé a este caminar de reconocimiento “estar en la senda”. Siendo muy niño, en una ocasión tomé conciencia de un estado de felicidad indescriptible, me había asomado a un intervalo de conciencia el cual nadie de mi entorno mencionaba, era un gozo sin dimensiones. Por algún tiempo busqué explicaciones ante esta condición, este gozo que se fue tornando reiterativo y acumulativo. Luego, siendo joven revisé en las religiones y en la filosofía, además consulté a parientes o conocidos sin poder encontrar una explicación plausible. Más adelante, sin referencias donde aclarar mis dudas, comencé a investigar si alguien en la espiritualidad tradicional había pasado por procesos similares. Esta fue una investigación solitaria sin puntos de vista acerca de cómo construir una revisión completa y precisa. (Resplandor No-dual. Preg.1.2)

Lo que comprobé fue que no es único, todos los seres tienen el derecho de ver lo indescriptible que se muestra como un estado de libertad, un punto de vista que mira al universo de cara a la realidad, mientras la felicidad se asoma como trasfondo. Luego supe que es una condición subyacente y permanente que se evidencia cuando las metas de placer y de poder están terminadas. Se descubre el sí mismo, que surge en nuestro centro como liberador de la ilusión y la confusión no nos alcanza. (Resplandor No-dual. Introducción)

Rodolfo Aravena Fernández, chileno, vive en Santiago desde su nacimiento. En paralelo con vivir en este mundo, en familia y en sociedad –entregado al servicio público – ha dedicado su vida a desplegar modos que ayuden al aspirante en su búsqueda de la verdad y la libertad de Si mismo. “La felicidad es un hecho que a todos nos pertenece”.

La mente que proyecta el mundo, lo colorea a su propio modo, la actitud de la mente lo determina, cada uno vive en su propia celda. Conocer cosas, conocer gentes, conocerme ¿dónde está el sentido? Todo comienzo tiene final, la experiencia la atrapa el tiempo. El espejo nada hace, solo refleja, muestra que uno es libre y se ignora. Ver lo falso y su renuncia es la senda. R.Malak

La indagación: ¿Quién soy yo?

16.15 ML: ¿Cuál es la senda adecuada?

R.Malak: La senda es erradicar la ilusión que nos hace creernos separados del Ser Esencial, de lo Divino, y la búsqueda es indicativa de nuestra división. Buscar un éxtasis emocional o una experiencia, como estallidos de luz, o algo que nos vuele los sentidos o la imaginación, no tiene que ver con la realidad. Los sentimientos y emociones son relativos y no reales. El camino es el sí mismo. La indagación de quién soy yo es lo más directo para realizar la esencia que está en todos, y que da la fuerza para la existencia de la multiplicidad. La meta es la senda misma, y el proceder es ser lo que somos en esencia, manifestándose, sin intención. Al pensar que somos el cuerpo, nosotros creemos también que hemos nacido. La cesación de esos pensamientos es la realización de sí mismo.

Esto es encontrar paz, y despertar del sueño del ego, del yo estructurado, y alcanzar el más alto y el más total de los logros: encontrar el sí mismo, paradójicamente, reconociendo a la vez que nunca se perdió. Uno puede intentar descubrir cómo acontece algo aunque no pueda averiguar la razón de por qué eso es así como es, ya que algo es como es, debido a que el universo es como es. Armonizar, fusionar el cielo y la tierra, el espíritu interior, dejar pasar los pensamientos y las emociones, abandonando el egoísmo, esa es la senda. El punto central de toda enseñanza de la senda apunta a la auto indagación, a resolver la duda de ¿quién soy?, como una manera para reconocer la realidad. La práctica no es para adquirir algo nuevo sino para diluir las construcciones y estructuras que provocan la separatividad.

(Extraído del libro: Resplandor No Dual)

Observación sin juicio

 “La observación sin juicio logra el amor sin conflicto, sin esperar ser amado. La relación verdadera ocurre sólo en el presente inmediato. Dejamos de imaginar la vida y comenzamos a vivir verdaderamente, ahora mismo. Todo lo que se ve es la inmensidad del amor en la conciencia esencial. Lo que antes se veía era lo que la dualidad permitía. Nuestra esencia natural es no nacida y saberlo provoca paz.”

(R.Malak. Extraido del libro Resplandor No Dual 1.17)

Presente activo

7.19 ML: ¿El presente activo es lo que ocurre en el ahora?

R.Malak: No hay que confundirse con los eternos buscadores que acumulan conocimiento, aunque sea conocimiento espiritual, ya que ellos aspiran a recibir algo, siendo esa su principal dificultad, pues mientras dirijan la búsqueda hacia las formas que nos rodean no se darán cuenta de la realidad por muchos eones que pasen. En cambio, la persona seria reflexiona en las cosas con tanta lógica como le es posible, así también recurre a la inteligencia esencial, no de una manera casual, sino asiduamente. El uso de la inteligencia esencial consiste, no solo en saber cómo utilizarla, sino en cuándo hacerlo. Lo esencial fluye momento a momento en un instante eterno, sin tiempo. Saberlo es dejar de aferrarse a la historia.

El presente activo generalmente es confundido con el contenido y por eso sólo se experimenta el yo soy o el presente activo suavemente, indirectamente, no a través de los contenidos de la vida, sino siendo consciente de que los contiene. En el ahora puede estar el flujo de pensamientos y toda la estructura presente que va filtrando lo que se ve paso a paso. En el presente activo hay observación sin juicio y la inteligencia esencial se ha hecho cargo del acontecer.

En el presente activo hay una vivencia, hay un conocer inmediato, es un fluir de comprensión, un fluir de atención contemplativa respecto de aquello que está aconteciendo, es evidente. Estar atento es una condición inherente a todos; sin embargo, la posibilidad de permanecer atentos sin inmiscuir la historia, mientras fluye el deleite sobre el objeto radicado en el aquí en el ahora, pasa a ser una posibilidad complicada de experimentar para la gran mayoría, ya que la costumbre arraigada es usar el filtro de los procesos mentales que se mueven en el tiempo; es más adecuado vivenciarla, porque no es posible acumularla en la memoria como referencia futura.

(Extraído del libro: Resplandor No Dual)

Comparte
Share